zurück

descarga 13 Días de von José Rodríguez Infante
Sektion: Prosa
Sprache: 
Dateigröße: 3.3 MB
Seiten: 122
veröffentlicht:  9.03.2009


13 Días

von José Rodríguez Infante

Dentro de este trepidante mundo donde nos movemos, a veces no nos damos cuenta que tenemos junto a nosotros a otros seres que sin tener nuestro mismo sistema de comunicación, tienen otro, que a poco que nos esforcemos, podemos llegar a entenderlo.

Lorenzo Vázquez fue un joven naturalista que desde la humildad de la pequeña población donde vivía, fue capaz de llegar tan lejos que llegó a sentirse como el más feliz de los habitantes de la Tierra. Y todo porque en su camino se cruzó Pardal, un intrépido gorrión, con un punto de mira algo más alto que el de sus congéneres, que no le importó vencer algunas trabas por tal de demostrar que es posible la convivencia, aún en situaciones comprometidas.

Lorenzo Vázquez –Loren -, entendió e hizo ver que esos minúsculos alados que a diario tenemos a nuestro alrededor, resulta que son seres vivos, a los que hay que darle su sitio en la Naturaleza, a los que es una delicia contemplar, querer y disfrutar de ellos, dejando a un lado la materialidad del ser humano, que tan sólo ve en estos seres la forma de poder explotarlos.

A Loren le gustaría que cuando el lector llegase a las últimas páginas de sus escritos, éste hubiese ganado tanto en sensibilidad y sentido común, que cambiase de actitud respecto a las aves, que se animasen a su estudio y tal vez a preguntarse si de verdad son tantas las diferencias que no separan de ellas.
Ellos no lo sabían, pero en sus cerebros, había un punto de encuentro como para que más tarde o temprano, terminasen compartiendo su tiempo. El muchacho era consciente de que:

  • La mejor forma de acercarse a las aves era a través de su conocimiento, por eso quería ser ornitólogo, porque teniéndolas cerca las podía estudiar mejor.
  • Sabe por otras personas lo difícil que es sacar adelante a un gorrión y se enfrenta al reto de hacerlo.
  • Piensa que puede llegar a comunicarse con las aves, igual que con otros animales más cercanos al hombre y el gorrión es de las aves más cercanas al hombre.

Y el pequeño gorrión:

  • Llevaba en sus genes el conocimiento de que cerca del hombre hay comida (uno de sus tres principios básicos), pero también hay peligro.
  • Quiere romper barreras y demostrar a sus congéneres e integrantes de otras familias de su hábitat, que se puede vivir con el hombre o al menos con algunos hombres.
  • De esta manera se puede acortar la distancia  que separa ambas especies y el cotidiano vivir de las aves sería más placentero, al tener un peligro menos.

Pero ¿será cierto que las aves se parecen a los humanos?

Nada mejor que meterse dentro de una taza donde tiene lugar la rotura del cascarón, o ver lo cuesta llevar comida para una prole, sorteando miles de peligros. Porque a veces no somos conscientes de que las aves, nacen, crecen, se reproducen y mueren; tienen vida social y familiar e incluso tienen problemas de vivienda por múltiples causas: deforestación, destrucción de hábitas, ruidos, presencia de depredadores naturales.

No obstante existe una distancia entre el pensamiento humano y el pensamiento de las aves, así como una distancia entre el comportamiento humano y el comportamiento de las aves, que se refleja sobre todo en los distintos conflictos,  a lo que unos y otros, se tienen que enfrentar. Loren, para defender sus ideas tiene que enfrentarse a personas muy próximas a él, si bien es cierto que hay otras que lo apoyan y Pardal, además de superar ese contacto tan directo con el hombre, vive casi como propios los distintos conflictos en los que se ven inmiscuidos otros emplumados que se mueven por un entorno cercano.

Por entre las páginas de este libro iremos abriendo y cerrando puertas con nombres propios:

  • Valleslargos, pequeña población en la que Loren tiene ocasión de convivir tanto con los humanos, como con las aves.La Cerca, espacio original de Pardal y donde otra especie, la de los alcaudones, se mueve y nos cuenta como es su mundo.
  • Barranco Hondo, donde se mueve un grupo contrario a la integración del pájaro y el hombre, liderado por un reaccionario jilguero que pasa por ser un prófugo de las páginas de la propia obra de Loren.
  • Los cielos, porque si para algo surgieron las plumas –entre otras cosas -, era para poder confundirse con las nubes.

Cuatro espacios, por los que tanto Loren como Pardal se mueven con total soltura y en los que tienen amigos comunes con muchas historias que contar y donde la distancia entre la vida y la muerte es tan corta, que a veces basta una pequeño descuido para cruzar la frontera entre la una y la otra.


El autor

Este profesor de E.G.B., nacido en Paymogo (Huelva), es un enamorado de la natuleza como demuestra sus dieciocho años como Presidente de Driades, Agrupación para el Estudio y Defensa de la Naturaleza y el Medio Ambiente de la Federación “Ecologistas en Acción”., además de ser coordinador de Ecologístas en Acción-Sevilla.

Además de ser profesor su dedicación a la educación de los más jóvenes se complementa con su acción de animador social donde trabajaba con los niños del barrio de Las Almenas de Sevilla.

Su interés por la literatura es algo nato, ya que siempre se ha dedicado a escribir, con numerosas obras inéditas, su participación en varias revistas especializadas y en prensa desarrollan su curriculum como escritor.

Una de sus últimas novelas es “Quise volar contigo”, que trata de la relación de un joven con un gorrión en la que se mezclan conocimientos científicos sobre las aves y la fabulación propia de la literatura y en la que pretendo llegar a la sensibilidad del público en general, para la preservación de los valores naturales que nos rodean.