atrás

descarga El amor desbocado se desata de de Cristóbal F. Fábrega Ruiz
Sección: Poesía
Idioma: 
Tamaño: 728 KB
Páginas: 0
Publicada: 25.02.2013


El amor desbocado se desata

de Cristóbal F. Fábrega Ruiz

En esta selección reúno una muestra de mi poesía más intimista, la más unida a mi vida sentimental y, por ello, las que más aporta de mí.


El autor

Nací en la ciudad, española y norteafricana, de Melilla en la primavera de 1961, pero en realidad me siento de un pequeño pueblo de Almería llamado Tabernas de donde eran mis padres, mi abuelos y la mayor parte de mis primos y tíos. He vivido en distintos lugares ( Tabernas, Ronda, Almería, Granada, Madrid, Quintana del Puente en Palencia, y Bilbao), para terminar recalando en Jaén donde en 1978 se trasladaron a vivir mis padres, habiéndome replantado en esta ciudad.

Desde muy pequeño tuve afición por la lectura y una cierta inquietud artística que me llevo a la escritura como medio debido a mi falta de cualidades para cualquier otra de las Bellas Artes. Quizás también por una cierta tradición familiar de escritores modestos en mi familia. Pronto descubrí la poesía como forma de expresión y, sobre todo, de catarsis sentimental y con una intención mas de consumo privado que de conocimiento público. Por ello, mis publicaciones han sido escasas ( alguna revista universitaria o local) y me he abstenido de participar en premios o certámenes. Mi currículo poético es, por ello, escaso, centrándose mis publicaciones en temas profesionales y en pequeños ensayos. Igualmente publiqué periódicamente en la Revista Claustro Poético de Jaén.

Mis influencias son variadas y, en algunos casos, tópicas. Lorca, los Machado, Miguel Hernández, Bécquer, algunos de los autores de la Generación de los 50 como Ángel González, Neruda, Cesar Vallejo, Pessoa, Gabriel Celaya y, sobre todo, Cernuda ( no en vano mi único proyecto de libro se titula con un verso suyo: El amor desbocado se desata). También me considero influido por autores de “ menor prestigio” como Gloria Fuertes, José Martí, Amado Nervo o García Calvo. De la poesía actual me he quedado en la “ nueva sentimentalidad” de Luís García Montero y en algunos músicos poetas como Moustaki, Aute o el jiennense Sabina. He de decir, no obstante, que, muchas veces, no hay grandes poetas sino grandes versos y, para mí, una frase que me transmita una emoción desconocida justifica ya toda una vida dedicada a la poesía por su autor.

El amor desbocado se desata

ISBN: 978-84-695-7459-1201324829